Competiciones de aventura

Yo no soy muy competitivo, la verdad. No estoy obsesionado con ganar ni mucho menos. Me encantan las competencias, pero por el simple pacer de participar y disfrutar el momento. Por eso cuando salgo con mis amigos a las carreras de quads no busco el mejor, porque en comparación a estos quads baratos tampoco es que tienen tantas diferencias.

A veces uno se deja engatusar por el lujo y lo llamativo, pero al final es el mismo aparato solo que mejor pintada. Y como yo no compito para ganarme ningún trofeo pues me conformo con un quad barato. Lo más importante es pasársela bien.

Y no revolcarse en el intento, claro. Tampoco se trata de buscarse el aparato más desbaratado de todos porque eso puede ser peligroso. Aunque los quads suelen ser muy resistentes. Creo que lo más importante en este sentido es el mantenimiento de estos equipos y ciertas medidas como usar el combustible correcto.

Las carreras de quads pueden ser muy entretenidas para quienes necesitan pasar tiempo fuera de casa. Uno está tan estresado con el trabajo y necesita darse una escapadita para recobrar fuerzas. Hay quien prefiere quedarse en la cama, pero eso para mí es una pérdida de tiempo.